jueves, 15 de febrero de 2018

Amor (non) omnibus idem

[ El amor (no) es el mismo para todos (*) ]

Publius Vergilius Maro
Georgicon
Liber tertius, 244


Que antiguo me parece
que pidas algo serio de mi.
Ahora que nos empezó a gustar
te da miedo enamorarte perdida
y locamente de mi.
Sabiendo que también me gustan las demás 
Me da igual que te sea indiferente
Ya caerás en mis brazos
Insegura de repente,
a dónde pensás que podes ir?
Ahora que nos acercábamos a algo 
Me da igual que te sea indiferente
Ya caerás en mis brazos
Me da igual que te sea indiferente
Ya darás un paso en falso
Tema: Las demás
Artista: Babasonicos
Álbum: mucho (2008)



Un 14 de febrero de 1502, en España, los Reyes Católicos ordenan la expulsión de los musulmanes que no quieran convertirse al catolicismo de Roma.

(*) Texto original de Vergilius [Georgicon liber tertius, 242-257]

Omne adeo genus in terris hominumque ferarumque
et genus aequoreum, pecudes pictaeque uolucres,
in furias ignemque ruunt: Amor Omnibus Idem.

Tempore non alio catulorum oblita leaena
saeuior errauit campis, nec funera uulgo
tam multa informes ursi stragemque dedere
per siluas; tum saeuus aper, tum pessima tigris;
heu male tum Libyae solis erratur in agris.

Nonne uides ut tota tremor pertemptet equorum
corpora, si tantum notas odor attulit auras?
Ac neque eos iam frena uirum neque uerbera saeua,
non scopuli rupesque cauae atque obiecta retardant
flumina correptosque unda torquentia montis.

Ipse ruit dentesque Sabellicus exacuit sus
et pede prosubigit terram, fricat arbore costas
atque hinc atque illinc umeros ad uulnera durat.

Traducción al Castellano:

Ciertamente los seres todos que viven en la tierra, hombres y fieras, los animales del mar, los ganados y aves de variados colores, se lanzan furiosamente hacia ese fuego: el amor es el mismo para todos.

En ninguna otra ocasión la leona, olvidada de sus cachorros, anduvo errante más furiosa por los campos, ni los deformes osos causaron por doquier tantas muertes y matanzas en las selvas; entonces es el jabalí feroz, entonces el tigre más cruel que nunca. ¡Ay! Con qué peligro entonces se camina por las llanuras solitarias de la Libia.

¿No ves acaso cómo un temblor conmueve el cuerpo entero de los caballos si tan sólo el olor les trajo los efluvios conocidos? Y por eso, ni el hombre con los frenos ni con el látigo cruel, ni los peñascos y barranqueras, ni los ríos que se oponen a su paso los detienen, aunque arrastren con sus aguas montañas descuajadas.

El mismo jabalí sabélico se lanza y aguza sus colmillos y escarba con los pies la tierra, se rasca las costillas contra un árbol y endurece sus espaldas para las heridas por uno y otro lado.

Virgilio, Geórgicas, Libro III, 242-257.

Traducción de Tomás de la Ascensión Recio García y Arturo Soler Ruiz, Biblioteca Clásica Gredos, 141, Ed Gredos, Madrid, 1990.



4 comentarios :

  1. Si que Virgilio dice mucho, pero una imagen vale más que mil Virgilius

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uno de los conflictos culturales más antiguos de la humanidad es el que existe entre la imagen y la palabra.
      Me es muy grato tu paso por aquí, hija de Epicles. Sean bienvenidas la docena de Frines.

      Eliminar
  2. Ehh!!!
    Va siendo hora de que este blog se active de nuevo. ¿No te parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Est verum!

      En ello estoy hace días...
      Trabajando sobre las decenas de borradores acumulados.
      En pendientes y adeudados...
      Tengo algunos muy interesantes por salir pero necesito pulir la nmateria.
      Mientras tanto, tenia una frase en la punta, leí un poema al dedillo y...

      Voilà!

      Eliminar