viernes, 16 de junio de 2017

Ardua Veritatem

[ A través de las dificultades, hacia la verdad ]




Cada uno danza a diario sumido en su propia inercia. Hay mañanas extrañas en las que transitamos por los senderos de nuestro propio cosmos y, en mi caso, pienso en el frágil equilibrio de a dónde nos lleva nuestro caminar, entre lo que emociona y lo que se siente, lo que callamos y lo que queremos en silencio,  tratando de que no se rompa el alma de cristal de la que estamos hechos.

Mientras, una melodía infinita nos hace lanzarnos y vivimos ese espacio etéreo que conforma nuestras vidas de risas y sollozos.

Todo oscila entre lo que deseamos amar y lo que tenemos, entre lo que hace apasionar nuestros latidos diarios y lo lejano y distante en donde, quizá, nos encontramos.

Y ahí estamos! Sobreviviendo a nuestras propias quimeras y a los planes o sueños que aún nos esperan porque hay que querer y creer para crecer, disfrutar y crear.

Creer y crear
Editorial Mis nuevos Desatinos



4 comentarios :

  1. Siempre llega la calma... Tras la tempestad... Llega.
    Aunque parezca tardar más de lo que debe.
    La verdad es una brisa suave que apacigua el alma y da aliento a los pulmones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Post coitum tristitia. Los romanos usaban esta expresión (tristeza y vacío después del coito) para referirse al confuso sentimiento de soledad, vacío, satisfacción, y también serenidad que caracterizaba a los momentos después de un fuerte estado de placer.

      Vaya alegoría que me has traído a la mente.

      Beso.

      Eliminar
  2. Reflexiones que vamos despertando junto con el paso de los días, de la vida, de los sueños.

    Me gustó leerte.

    Mil besitos en la noche.

    ResponderEliminar