miércoles, 3 de mayo de 2017

Omnia tempus habent

[ Todas las cosas tienen su tiempo ]


[ Aún esta oscura la noche ] (*)

Hay un momento para todo 
y un tiempo para cada cosa bajo el sol:
un tiempo para nacer y un tiempo para morir,
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado;
un tiempo para matar y un tiempo para curar,
un tiempo para demoler y un tiempo para edificar;
un tiempo para llorar y un tiempo para reír,
un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar;
un tiempo para arrojar piedras
y un tiempo para recogerlas,
un tiempo para abrazarse
y un tiempo para separarse;
un tiempo para buscar
y un tiempo para perder,
un tiempo para guardar y un tiempo para tirar;
un tiempo para rasgar y un tiempo para coser,
un tiempo para callar y un tiempo para hablar;
un tiempo para amar y un tiempo para odiar,
un tiempo de guerra y un tiempo de paz.

Eclesiastés 3,1-8.


El Libro de Eclesiastés (griego εκκλησιαστης, Ekklesiastés, hebreo קֹהֶלֶת, Qohéleth, "eclesiasta", "asambleísta" o "congregacionista"), a veces conocido como el "Libro del Predicador", es un libro del Antiguo Testamento de la Biblia, y también del Tanaj, perteneciente al grupo de los denominados Libros Sapienciales, o de enseñanzas. En el Tanaj judío se ubica entre los Ketuvim (o los "escritos"). En el ordenamiento de la Biblia, Eclesiastés sigue a los Proverbios y precede al Cantar de los Cantares, mientras que en el Tanaj se encuentra entre estos dos mismos libros, pero en orden inverso: le antecede el Cantar de los Cantares, y le sucede el de Proverbios.

Fuente: https://es.wikiquote.org/wiki/Eclesiastés


(*)  Viene de un programa de televisión de finales de los años 90 llamado "Millenium". En él, el protagonista Frank Black forma parte de un grupo en las sombras llamado Grupo Millenium cuya razón de ser es preparar a la humanidad para sobrevivir un inevitable apocalisis futuro. En cierta parte de la saga se alcanza un punto crítico cuando se revela la existencia de dos facciones en pugna dentro del grupo. Los "Gallos" creían que la hecatombe estaba pronta a venir, mientras que los "Búhos", como dice la cita bajo el ouroboros, que "Aún está oscura la noche", es decir que aún resta para el cumplimiento de la profecía, representando un enfoque más racional frente a la otra facción más mística.

Fuente: Roosters and Owls

6 comentarios :

  1. Que sorpresa de post, amigo mío.
    Eclesiastés o Qohélet. Uno de los pequeños adjuntos que componen mi libro favorito. Resulta ser uno de los libros de transición, se le atribuye a Qohelét hijo del Rey David, rey en Jerusalem.
    Uno de mis favoritos por su controversia tanto en los pensamientos que se exponen en los textos, llenos de encrucijadas que llevan al lector a una lucha por descubrir el misterio que encierra más que a una disgregación de las ideas iniciales.
    Textos llenos de incoherencias que cuando se escrutan llevan al lector a la búsqueda de nuevas interrogantes, al anhelo de conocer nuevos puntos de vistas y en el orden que siguen dentro de la Biblia, desde mi punto de vista, perfecto para dejarnos en manos del Amor Supremo que rebosa el Cantar de los Cantares, siguiente en la lista.

    Doce capítulos a cada cual mejor, yo no me canso de leerlos.
    ¿Sabias que pesé a ser adjudicados a la Sabiduría de Salomón, es imposible definir, ni descartar al menos ocho influencias diferentes que dejaron sus pensamientos y perspectiva? Quizás ese sea el verdadero contrapunto a la no unidad del texto y al encanto que incita a buscarse uno mismo dentro.

    Los versículos que has elegido del capitulo tres hablan sobre la impronta que la muerte deja fijada ya en el pensamiento humano desde su propio nacimiento, son comúnmente reconocidos por la utilidad lírica que a lo largo de la historia muchos autores han tomado prestada del mismo.
    Lo que a mi me gusta es el modo en que en estos versículos Qohélet trata estos conceptos de pensamientos sobre la muerte como algo adyacente a la propia vida y no como un castigo.

    A mi, me fascina, podría estar escribiendo mi percepción durante horas, una tesis sacaba, jejeje...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow! te has despachado, jjejje.
      Los versículos de Eclesiastés son citados incluso por autores laicos e instituciones no clericales como los masonerías.
      Me alegra te haya gustado.

      Saludos!

      Eliminar
    2. Curiosamente en estas horas de hospital, pienso en ello.
      Un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar...

      Eliminar
    3. Ha sido una sorpresa, siento haberme extendido tanto, jejj, pero ya me conoces, cuando algo me gusta dejo escapar la niña que no calla :)

      Eliminar
    4. Apetece que te apetezca.
      Y se agradece la verborragia cuando resuma contenido.

      Saludos

      Eliminar
    5. 1:5-7
      Sale el sol, y se pone el sol, y se apresura a volver al lugar de donde se levanta.
      El viento tira hacia el sur, y rodea al norte; va girando de continuo, y a sus giros vuelve el viento de nuevo.
      Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo.

      3:14-15
      He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.
      Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

      Saludos amiga.

      Eliminar